689659689
Para el mundo.
La apuesta por energías limpias aumenta la competitiva entre empresas
Muchas empresas del sector energético han dado un vuelco a sus políticas estratégicas y han apostado por cambiar hacia un tratamiento de energías limpias y renovables.  ¿Qué son las energías renovables?  Las energías renovables reciben esta denominación porque son un tipo de energía inagotable, es decir, que por mucho que las utilicemos y explotemos nunca […]

Muchas empresas del sector energético han dado un vuelco a sus políticas estratégicas y han apostado por cambiar hacia un tratamiento de energías limpias y renovables. 

¿Qué son las energías renovables? 

Las energías renovables reciben esta denominación porque son un tipo de energía inagotable, es decir, que por mucho que las utilicemos y explotemos nunca se acaba su aprovechamiento. A diferencia del petróleo o el carbón, las energías renovables suponen una fuente energética mucho más sostenible y duradera, lo que permite a cada vez más empresas obtener beneficios al usarlas, ya sea en términos económicos como medioambientales.

Dentro de las energías renovables podemos encontrar los siguientes tipos:

●     Energía solar: Esta energía es la que proviene del sol a través de su radiación electromagnética. Dentro del solar, podemos encontrar dos tipos de energías: la térmica y fotovoltaica. Entre sus principales usos está el de calentar el agua que aprovechamos para labores de cocina o limpieza.

●     Energía hidráulica: Es la que se obtiene a través del agua y su paso por un alternador. El proceso consiste en filtrar el agua de pantanos u otras zonas por unas turbinas hidráulicas convirtiéndola así en energía.

●     Energía eólica: Este tipo de energía surge a través del aire que se obtiene mediante los molinos o aerogeneradores, dando lugar a un tipo de energía cinética.

●     Energía maremotriz: Este tipo de energía es menos común que las tres anteriores, sin embargo, cada vez se utiliza en mayor medida. Es la que se obtiene a través de la energía generada por el oleaje y corrientes marítimas.

●     Energía geotérmica: Esta energía es más difícil de adquirir que las anteriores, pues se encuentra bajo la superficie terrestre en forma de calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *