689659689
Para el mundo.
4 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA AHORRAR AGUA EN TU CASA RURAL.
Cada vez la sociedad es más consciente de la importancia de cuidar los recursos del planeta. El agua es una fuente de vida, pero también un bien usado en muchas ocasiones de manera imprudente, ya que no siempre se le presta la importancia (vital) que realmente tiene para nosotros. El agua cubre más del 70% […]

Cada vez la sociedad es más consciente de la importancia de cuidar los recursos del planeta. El agua es una fuente de vida, pero también un bien usado en muchas ocasiones de manera imprudente, ya que no siempre se le presta la importancia (vital) que realmente tiene para nosotros. El agua cubre más del 70% de la superficie terrestre y ha sido la causa del origen de la vida y de su supervivencia durante miles de años. Por eso, es nuestra responsabilidad hacer un uso adecuado del agua teniendo en cuenta que es limitada.

En una casa rural se está en contacto con la naturaleza. Cuando nos hospedamos en una casa rural nuestra intención es establecer un vínculo con la fauna y flora que rodea al alojamiento y disfrutar de los paisajes naturales que, en muchas ocasiones, se caracterizan por ser protagonizados por un río, lago o cascada. Si quieres que tus huéspedes sigan disfrutando de la naturaleza como tú lo haces es importante moderar el consumo de agua para cuidar el entorno que nos rodea.

Llegados a este punto ¿Te podrías considerar un alojamiento responsable con el consumo de agua? ¿Sabes cómo puedes ayudar al planeta y al mismo tiempo disminuir unos euros la factura de agua? La clave es ser consciente de la importancia del agua para todos nosotros y utilizarla de manera moderada. Aunque la idea está clara, muchos no saben cuál es el camino a seguir para conseguirlo. Por eso, en este artículo te contamos 5 consejos que puedes poner en práctica en tu casa rural. Te aseguramos que notarás el cambio en tu factura ¡y también en el entorno que te rodea!

  • TRABAJAR EN UN P.G.A CON OBJETIVOS REALES Y ALCANZABLES.

Un P.G.A, o como solemos llamar Plan de Gestión de Agua, es el primer paso si quieres que tu casa rural sea responsable con este recurso natural. Te proponemos el siguiente ejercicio: analiza el consumo de agua de los últimos tres meses y en base a este gasto plantea unos objetivos tangibles para los próximos meses. Puedes empezar intentando reducir un 10% del consumo. Para ello puedes instalar contadores y analizar en qué zonas de tu casa rural se consume más agua para poder aplicar soluciones economizadoras.

  1. APROVECHA LOS RECURSOS NATURALES PARA MANTENER TUS ZONAS VERDES.

¿Tienes un parque o zona verde en tu casa rural? Ten en cuenta las condiciones meteorológicas para utilizar lo mínimo posible el sistema de riego. Además, te recomendamos que utilices siempre vegetación que se pueda adaptar con facilidad al entorno donde está tu alojamiento. Por ejemplo, evita plantas de clima húmedo si tu casa rural está en Andalucía porque de este modo tendrás que invertir más agua en su mantenimiento.

  1. CONCIENCIAR A TODOS LOS TRABAJADORES DE SU IMPORTANCIA.

Si tienes más personas trabajando en tu casa rural es imprescindible que todos sean conscientes de la importancia del agua. Todas las personas no somos iguales y obviamente, no todos hemos recibido la misma educación. Por eso, si sabes que alguno de tus empleados no suele reducir los plásticos o no tiene en cuenta medidas para cuidar el Planeta asegúrate de explicarle esta nueva política. Ser una casa rural ecológica hoy en día es importante para que tus huéspedes se sientan más cómodos con el alojamiento. Y además te abrirá muchas más reservas que si no lo eres.

  1. OPTIMIZA EL USO DE AGUA EN LAS HABITACIONES.

Seguramente estos sean los espacios que más consumen agua de toda nuestra casa rural. Los huéspedes usan el lavabo, la ducha y el inodoro en muchas ocasiones de forma descontrolada porque “no están en casa”. Para evitar que estos huéspedes gasten más agua de la concretada en nuestro P.G.A mensual asegúrate de instalar economizadores de agua en las duchas y grifos del baño, unas piezas muy económicas que regularán el caudal de agua.

En los WC puedes poner descargas de doble botón, una alternativa para ahorrar agua en el inodoro permitiendo al huésped utilizar la cantidad de agua que necesita para sus necesidades. La descarga dual ofrece la posibilidad de usar la descarga completa de 6-9 litros de agua para residuos sólidos o la media descarga de 3-4 litros si se trata de residuos líquidos. Una muy buena práctica para ahorrar agua en tu casa rural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *